Aceite de oliva

Publicado por: Inoxibar En: Inoxibar En: Comentarios: 0 favorite Hit: 70

¿Por qué Virgen Extra?

En el mercado nos podemos encontrar tres tipos de “Etiquetados” en Aceites de Oliva:

1. ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA. Es aquel que no tiene defecto sensorial y únicamente encontramos atributos positivos que son frutado, amargo y picante. Es la MEJOR CALIDAD porque procede de aceituna sana procesada correctamente.

2. ACEITE DE OLIVA VIRGEN. En este caso pierde la categoría extra porque un defecto sensorial, pero en una intensidad no muy elevada. Puede ser consumido directamente sin tener que ser refinado

3. ACEITE DE OLIVA. Es el de peor calidad pues procede del refino de aceite de oliva lampante, que a su vez es aquel procedente de la almazara con un defecto sensorial muy elevado y que no se puede consumir directamente.

Así pues, el verdadero ZUMO DE ACEITUNA es el ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA pues procede de un FRUTO SANO y se moltura en unas condiciones térmicas, higiénicas y productivas adecuadas para mantener la calidad del fruto original.

El VIRGEN EXTRA es la primera categoría y una garantía de que las cualidades organolépticas y nutricionales se encuentran en su nivel más elevado.

Según los últimos datos elaborados por el Ministerio de Agricultura y Alimentación, durante los últimos cinco años, el consumo de aceite de oliva ha caído 1,8 litros por persona mientras que el gasto se ha incrementado en 2,3 euros per cápita. En el periodo 2013-2017, el consumo más elevado se produjo en el año 2013 (9,3 litros), mientras que el mayor gasto tuvo lugar en el ejercicio 2016 (30,9 euros por consumidor).

Para poder comprender el comportamiento del consumidor es importante saber qué motiva la acción de compra, qué perfil de edad es el mayoritariamente consumidor, etc. En este contexto, el consumo de aceite de oliva durante el año 2017 presentó distintas particularidades:

• Los hogares de clase alta y media alta cuentan con el consumo más elevado, mientras que los hogares de clase media baja tienen el consumo más reducido.

• Los hogares con niños de 6 a 15 años consumen más cantidad de aceite de oliva, mientras que los consumos más bajos se registran en los hogares con niños menores de seis años.

• Si la persona encargada de hacer la compra no trabaja, el consumo de aceite de oliva es superior.

• En los hogares donde compra una persona con más de 65 años, el consumo de aceite de oliva es más elevado, mientras que la demanda más reducida se asocia a los hogares donde la compra la realiza una persona que tiene menos de 35 años.

• Los hogares formados por una persona muestran los consumos más elevados de aceite de oliva, mientras que los índices son más reducidos a medida que aumenta el número de miembros en el hogar.

• Los consumidores que residen en las grandes ciudades (más de 500.000 habitantes) cuentan con mayor consumo per cápita de aceite de oliva, mientras que los menores consumos tienen lugar en los núcleos de población con censos de menos de 2.000 habitantes.

• Por tipología de hogares, se observan desviaciones positivas con respecto al consumo medio en el caso de retirados, parejas adultas sin hijos, adultos independientes, y parejas con hijos mayores, mientras que los consumos más bajos tienen lugar entre las parejas con hijos pequeños, las parejas jóvenes sin hijos, en los hogares monoparentales y entre los jóvenes independientes.

• Finalmente, por comunidades autónomas, Galicia, Cantabria y País Vasco cuentan con los mayores consumos mientras que, por el contrario, la demanda más reducida se asocia a Castilla-La Mancha, la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana.

Comentarios

Deja tu comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre